Las constructoras reclaman un pago máximo por expropiaciones