La patronal de la estiba rechaza la oferta de los sindicatos por “ilegal”