El Comité de Bioética quiere prohibir la gestación subrogada a nivel internacional