«Apollo» y «Artemis», los diamantes de 57 millones de dólares