El dedo fácil y la imbecilidad imborrable

INTERNATIONAL 12-12-2017 Elpais 65

Un profesor de nombre Hernández Borrell insultó de un modo desaforado, y durante algún tiempo, a Miquel Iceta, político catalán, que lo ha perdonado. De Iceta se esperaba el perdón: es una buena persona, capaz de prestarse a cumplir la máxima que antes había en las cárceles: odia el delito y compadece al delincuente.

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened