Cuando Borges era Georgie

CULTURA 1 week hace Elpais 13

Cada noche, hasta que murió y pese a su agnosticismo, Jorge Luis Borges rezaba un avemaría. Hay promesas que pueden más que la fe. Y esa se la hizo a su madre, doña Leonor Acevedo. Más allá de lo filial, el autor mantuvo con esta mujer un vínculo que ha dado pie a todo tipo de interpretaciones. Vivieron juntos hasta la muerte de ella, en 1975. Ella le transcribió parte de su obra, leían juntos e iban al cine, compartían gastos, conversaciones banales y teologales, viajes, manías y aficiones que vuelven a rondar teorías de expertos cuando se han cumplido 31 años de la muerte del escritor, ocurrida el 14 de junio de 1986.

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened