Wuilly Arteaga: un violín torturado contra Maduro

CULTURA 11-8-2017 Elpais 53

Un buen día de abril, Wuilly Arteaga agarró su violín y una bandera de Venezuela para abrigarse y se fue de Ciudad Tablita a Caracas. Cambió el barrio con casas de zinc de su infancia y juventud en Valencia (Estado de Carabobo) para luchar en la capital. Su arma era la música. Pero no de destrucción, sino de construcción masiva. Se metía en medio, entre manifestantes y la guardia bolivariana, y tocaba una melodía: “Más que nada para calmar los ánimos”, dice Alfredo Romero, su abogado. Pero hace tres semanas le llegó un aviso. Apuntaron con una bomba lacrimógena a su violín y se lo destrozaron. Consiguió otro. Pero la siguiente fue a darle en la cara y ya después, el pasado 27 de julio, fue golpeado y detenido.

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened