Jorge Ureña, contra la angustia y los dramas del decatlón

DEPORTES 11-8-2017 Elpais 32

La vida del decatleta es de una angustia permanente, como la vida misma, dicen algunos, y sorprende la calma con la que la vive Jorge Ureña, que es capaz de seguir dormido como un tronco a la una de la tarde la víspera de su debut en su segundo Mundial. La angustia comienza con el viaje, con el miedo a perder pértigas y jabalinas en los transbordos, con el sobrepeso de discos, bolas de peso, una docena de pares de zapatillas, mochilas y trolleys. Esa neura, Jorge Ureña, de 24 años, la comparte con su padre, José Antonio, antiguo especialista de la competición de las 10 pruebas (100m, longitud, peso, altura, 400m, en el primer día, el viernes desde por la mañana; 110mv, disco, pértiga, jabalina y 1.500m, el segundo día, hasta la noche del sábado), que es también su entrenador y viaja con él. La angustia de la competición, la más dura, la debe trajinar solo el atleta, lo que no se le da nada mal, como demuestra su medalla de plata en el heptatlón del Europeo de pista cubierta de Belgrado (un heptatlón, siete pruebas, es un decatlón sin 400m, jabalina y disco), aunque a veces sea demasiado dura.

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened