El presidente del Banco Popular cobrará 150.000 euros al año en IAG

ECONOMIA 16-6-2017 Razon 127

El expresidente de Banco Popular, Emilio Saracho, reapareció ayer, nueve días después de la resolución de la entidad y su venta por un euro al grupo Santander en la junta de accionistas de IAG, el grupo de aerolíneas formado por British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, celebrada en Madrid. Saracho fue reelegido como consejero a pesar de las fuertes críticas recibidas de buena parte de los accionistas. Emilio Saracho percibió de IAG en 2016 un total de 69.000 euros por formar parte del consejo de administración entre el 16 de junio y el 31 de diciembre. De esta cantidad, 65.000 euros corresponden a la remuneración fija y 4.000, a «otros conceptos», según consta en el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros del grupo aeronáutico. La cifra percibida se corresponde con una retribución anual de 151.000 euros, que será la que ingrese durante este año.

Primeras declaraciones

Según informa la agencia Servimedia, uno de los accionistas que intervino en el turno de ruegos y preguntas mostró su rechazo a la presencia de Saracho en el consejo «por su actuación más que discutible durante su paso por el Banco Popular. Si tuviera un mínimo de honestidad y coherencia debería renunciar a su cargo. No es de recibo que ostente un cargo tan importante tras su actitud con los miles de accionistas y tenedores de otros instrumentos de capital que han perdido su dinero».

Al término de la junta, Saracho aseguró a los periodistas que «intentó evitar» que la entidad fuera intervenida y, posteriormente, adjudicada a Banco Santander por un euro. Son las primeras declaraciones realizadas tras aprobarse la operación impulsada por el BCE. Saracho afirmó que los accionistas que se han visto perjudicados al perder todo el valor de su inversión para sanear el balance «están en su perfecto derecho» de presentar acciones legales contra el consejo de administración que él presidía o contra los gestores que le precedieron.

Los ministros de Finanzas de la zona euro tuvieron ayer la oportunidad de conocer de primera mano el proceso de resolución al que ha tenido que enfrentarse el Banco Popular. La entidad española se ha convertido en el conejillo de indias al estrenar los nuevos instrumentos europeos puestos en marcha en el año 2016 con el propósito de que no vuelva a ser necesario utilizar el dinero de los contribuyentes.

Para Bruselas la operación ha sido un éxito, a pesar de que existen numerosos interrogantes que deben ser despejados. Según reconoció el ministro de Economía, Luis de Guindos, a su llegada a la reunión del Eurogrupo, hay cuestiones «importantes» que deben ser mejoradas dentro de este nuevo marco europeo y entre ellas destacó la necesidad de establecer un instrumento que pueda proveer de liquidez a las entidades financieras. Según el ministro, esta cuestión «no se había planteado» hasta el momento y ayudaría a la Junta Única de Resolución (organismo europeo encargado de tomar las decisiones) a que pudiera administrar los tiempos de la manera adecuada. Según han explicado fuentes del Ministerio de Economía en la última semana, la puja por el Banco Popular se precipitó en la madrugada del pasado miércoles cuando a las 15.00 horas del martes la entidad no pudo acceder a las líneas de liquidez extraordinarias del Banco Central Europeo (ELA) al carecer de garantías suficientes debido a la huida masiva de depósitos en las horas previas. En un principio, este tipo de operaciones suelen llevarse a cabo en fin de semana, cuando los mercados financieros están cerrados y las oficinas nos se ven obligadas a abrir sus puertas al día siguiente. Por eso, ayer, De Guindos abogó porque el Fondo Único de Resolución, sufragado con aportaciones de las propias entidades financieras, pueda ofrecer líneas de liquidez.

Satisfacción en Europa

Antes de la reunión, fuentes diplomáticas europeas habían echado balones fuera sobre la posibilidad de haber evitado esta situación». La liquidez puede venir e irse en un momento, escaparse más rápido de lo que llegó. El sistema ha funcionado bien», aseguraron.

Luis de Guindos lanzó un mensaje de tranquilidad sobre la situación de Liberbank. Según el ministro, «supera los niveles de solvencia y capital» y no se ha producido «ningún tipo de contagio a la banca ni al riesgo soberano»

Preguntado sobre la posibilidad de que Santander pueda compensar a los pequeños accionistas del Popular que acudieron a la última ampliación de capital y que amenazan con ir a la Justicia, el ministro mostró su conformidad.

Leer el resto de Razon

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened