“Quedará para la historia”

DEPORTES 11-6-2017 Elpais 35

Después de que Rafael Nadal rubricase el éxito, la última hazaña, los pasillos subterráneos de la Chatrier se transformaron en un avispero de personas yendo y viniendo, chocando continuamente. Por allí, en la zona reservada exclusivamente a los tenistas, se pudo ver al pequeño ejército de los Nadal recibiendo felicitaciones de forma constante. Xisca, la pareja del campeón, se fundía en un abrazo con la belga Kim Clijsters, exnúmero uno y ganadora de cuatro grandes. Mientras, el futbolista Fernando Llorente, buen amigo de Nadal, departía con Miguel Ángel, exjugador del Barcelona. Y con sus 2,16 de altura sobresalía por encima de todos el baloncestista Pau Gasol, que rara vez se ha perdido una de las gestas de Nadal en Roland Garros.

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened