Terry Gilliam acaba el rodaje de su Quijote maldito

CULTURA 5-6-2017 Elpais 43

“Hacer mi versión de Don Quijote es una obligación médica. Es un tumor cerebral que tengo que extirpar como sea”. Terry Gilliam respondía así a una pregunta de este diario sobre su The man who killed Don Quixote en una entrevista el pasado verano por la edición española de sus memorias, Gilliamismos. “Don Quijote es peligrosísimo para cualquier adaptador porque acabas convertido en el personaje. Y vives en un mundo que no es el tuyo. Se ha vuelto en algo obsesivo, enfermizo y es lo más que voy a contar”. Al menos una parte Gilliam la lleva por buen camino. El viernes el director filmó, tras nueves semanas de rodaje, el último plano de su proyecto, con lo que al menos ya existe un material en bruto: Gilliam va por buen camino. El cineasta anunció este momento en su Facebook y la productora española Tornasol lo confirmó, por boca de una de sus responsables, Mariela Besuievsky, a EL PAÍS el sábado.

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened