Silvia Pérez Cruz se viste de largo para honrar la canción de sus padres

CULTURA 16-5-2017 el diario 56

Silvia Pérez Cruz

Vestida de nit
Universal
CANCIÓN
8/10

Explica Silvia, en las exhaustivas notas que acompañan al lanzamiento de Vestida de nit, que el origen de este disco está en un concierto en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, en enero de 2014. Un concierto acompañada por un quinteto de cuerda con el que hizo realidad un sueño que le perseguía desde que tenía veinte años. A aquella cita le siguieron otras, como la actuación en el Heineken Jazzaldia que puedes ver sobre estas líneas. Poco a poco, la de Palafrugell y sus cinco músicos fueron desarrollando un repertorio que se refleja ahora en este disco compuesto por once canciones.

En su presentación en Madrid, Silvia destacaba también que Vestida de nit es un disco a la contra. Es decir, que si lo habitual es registrar las canciones y rodarlas en directo, en esta ocasión ha ocurrido exactamente lo contrario. Tras dos años de llevar este repertorio a los escenarios, el disco es el resultado de esa experiencia y de registrarlo en un estudio en el tiempo récord de dos días.

Vestida de nit es también una suerte de grandes éxitos en formato deluxe: nos encontramos habituales de su repertorio en directo (el Hallelujah de Cohen, Gallo rojo gallo negro de Ferlosio, que ya había conocido otra versión en Granada, la versión de Mechita, Tonada de luna llena), relecturas de temas propios (Ai, ai, ai), versiones algunas de sus canciones favoritas (La lambada, Estranha forma de vida) y hasta la canción preferida de Pérez Cruz: la titular, Vestida de nit, una habanera compuesta por sus padres hace más de treinta años y que se ha convertido en todo un clásico del género.

 

Burruezo

Dervishes & Trobadours
Satélite K
WORLD MUSIC
8/10

En la década de los ochenta, en plena eclosión de la Movida, Pedro Berruezo ya dejó claro al frente de Claustrofobia que su discurso musical y filosófico poco tenía que ver con el de sus compañeros de generación. El músico y periodista -dirige la franquicia española de la revista The Ecologist- continúa una aventura artística que ha atravesado estadios como Bohemia Camerata, Nur Camerata o Medievalia Camerata. Berruezo siempre ha tenido en el punto de mira las diferentes tradiciones musicales del Mediterráneo, desde el mediavalismo español a la música sefardí, el flamenco o la tradición morisca, para enfrentarlas a un discurso contemporáneo y heterodoxo.

Hay que situar este nuevo trabajo en ese contexto, que en realidad se compone de dos bloques bien diferenciados: un primero titulado Al Andalus S. XXI de música contemporánea inspirada en el islam, cantado por él mismo y con protagonismo del músico sudanés Wafir S. Gibril (ex Radio tarifa); y Troba d’Or, con el protagonismo vocal de la gerundense Maia Kanaan, inspirado en la música de los trovadores y cantado en catalán y ladino. El disco aún cuenta con un bonus track con la Orquestra Vozes, compuesta por chavales en riesgo de exclusión social.

Dervishes & Trobadours es un trabajo fuera de tiempo y lugar, como en líneas generales siempre ha sido la trayectoria de Pedro Burruezo. Inspirado en buena medida por sus experiencias vitales y musicales en Turquía y Sudán, el disco cuenta con un poderoso discurso ecológico-espiritual que funciona como motor y termina de dar sentido a una propuesta sin espejos en los que mirarse.

 

Colin Stetson

All This I Do for Glory
Colin Stetson
EXPERIMENTAL
9/10

Desde su debut discográfico hace cosa de tres lustros, Colin Stetson ha mantenido dos carreras en paralelo: ejerciendo de muletilla de algunos de los grupos y solistas más relevantes del momento, como Arcade Fire, Bon Iver, The National o LCD Soundsystem; y paralelamente, desarrollando una carrera bajo su propio nombre con discos que tienen un pie (y en ocasiones hasta los dos) en el avantgarde.

En este segundo plano se inscribe All This I Do for Glory, seis composiciones enteramente instrumentales con las que busca nuevas vías expresivas para los vientos y, al mismo tiempo, darle valor a estructuras reconocibles, accesibles incluso a un público ajeno a la tradición del free jazz.

En esta ocasión utiliza saxofón alto, tenor y bajo, y clarinete contrabajo, que por momentos suenan reconocibles y otros se acercan a las texturas de voces o de otros instrumentos. All This I Do for Glory tiene que ver, en lo esencial, con lo más accesible de Reich o Glass (Like Wolves on the Fold, Spindrift), el dub (Between Water and Wind) o la vertiente más aventurera del post-rock, y eso se traduce en el trabajo más relevante de los que Stetson ha firmado hasta la fecha.

 

Disco Inferno

91/92
Rocket Girl
POST PUNK
7/10

A mitad de la década de los noventa, el crítico británico Simon Reynolds acuñó la etiqueta “post rock” para definir a un puñado de bandas de su país que exploraban las posibilidades expresivas del rock de la mano de nuevos instrumentos electrónicos. Disco Inferno fue uno de los proyectos musicales más fascinantes de aquella nueva hornada, además de uno de los más venerados por la prensa del momento. Algo que, por otra parte, les sirvió de bastante poco: Ian Crause, su líder, siempre se ha quejado amargamente de que el culto generado alrededor del grupo no se tradujo en gente que fuera a sus conciertos ni en las ventas que les habrían permitido abandonar su trabajos basura.

En cualquier caso, hay unos Disco Inferno previos al descubrimiento del sampler como herramienta de composición básica. Son los que firmaron un primer disco, Open Doors Closed Windows, y un puñado de singles que recopilan al completo la primera etapa del grupo. Y, si tiene sentido calificar al trío como formación de culto, estas grabaciones entran directamente en el terreno del fetichismo musical. En ese momento Disco Inferno mostraban abiertamente sus deudas con el post-punk y su pasión por Joy División y The Durutti Column –la técnica guitarrera de Crause en esta época se lo debe todo a Vini Reilly-.

Los aficionados al género descubrirán a una banda muy interesante aún en su periodo de formación. Quienes les escucharon en su día, tienen otra oportunidad de recuperarles, con el plus de una canción inédita que no aperecía en In Debt, el recopilatorio de Ché Records publicado en 1992.

 

Nick Cave and The Bad Seeds

Lovely Creatures
Mute / BMG / Music As Usual
ROCK
9/10

Lovely Creatures se abre con From Here To Eternity, la canción con la que, una vez finiquitados The Birthday Party, Nick Cave arrancaba su aventura en solitario en 1984. Veintiocho años -este recopilatorio sitúa el punto y seguido en Push The Sky Away, ignorando el que hasta ahora es el último disco de la banda, el esencial Skeleton Tree- han dado para una sucesión de discos memorables y uno de los cancioneros más fructíferos en la corta historia del rock’n’roll.

Es por eso que esta compilación en formato libro, encuadernada con mimo y que incluye cuarenta páginas con fotografías inéditas y un texto (sólo en inglés) de Kirk Lake, se va hasta los tres discos para recuperar cuarenta y cinco canciones que se cuentan entre lo mejor de su producción: The Mercy Seat, The Carny, The Weeping Song, Do You Love Me?, The Wild Roses Grow, Into My Arms, (Are You) The One That I’ve Been Waiting For?,…

Es una excelente manera de introducirse por primera vez en el universo del músico australiano. Sin embargo, la presentación no parece motivo suficiente para que quienes hemos seguido su trayectoria pasemos una vez más por caja. Para esos precisamente está pensada la inclusión de un cuarto disco, en formato dvd, que se va hasta las dos horas largas de material audiovisual inédito: desde actuaciones en directo de calidad más bien pobre hasta apariciones televisivas o en festivales.

 

Penguin Cafe

The Imperfect Sea
Erased Tapes / Gran Sol
CONTEMPORÁNEA
7/10

Penguin Café nació en 2009 inicialmente como un proyecto de directo con el que Arthur Jeffes rendía homenaje y daba continuidad a la Peguin Café Orchestra, el proyecto musical de su padre Simon Jeffes, fallecido diez años antes a la edad de 48 años. Con este planteamiento, que hasta ahora había dado para dos discos (este es el tercero), inevitablemente la sombra de la Orchestra ha planeado durante todo este tiempo sobre el trabajo de Arthur y sus colaboradores. En cualquier caso, y aunque los cimientos del proyecto sean firmes, poco a poco Penguin Cafe va encontrando su propio camino más allá de aquel proyecto primigenio en el que se inspira y del que en este disco aún recupera un tema: Now Nothing (Rock Music).

Y dos detalles en The Imperfect Sea lo confirman. Por un lado, las personales versiones de un tema de Kraftwek (Franz Schubert) y otro de Simian Mobile Disco, Wheels Within Wheels. Por el otro, el hecho de que este tercer álbum se publique en Erased Tapes, el sello que consigue maridar neoclasicismo y electrónica. Ese interés por los sonidos contemporáneos define en buena medida un álbum notable, de escucha agradable y evidente potencial cinematográfico.

 

The Triffids

Treeless Plain / Born Sandy Devotional / In the Pines / Calenture /Beautiful Waste & Other Songs / The Black Swan / Wide Open Road
The Triffids / [PIAS]
ROCK
8/10

Allá por 2010, el sello británicos Domino llevó a cabo una de esas reivindicaciones musicales que les caracterizan y por las que se han ganado el corazón de los melómanos. Consistía en la reedición del catálogo al completo de The Triffids, combo que junto a Nick Cave y The Go Betweens en buena medida define la oleada pop-rock que colonizó el mundo desde la lejana Australia a principios de los ochenta.

La banda liderada por los hermanos David y Rob McComb -y en la que por cierto tocaba el bajo Martyn Casey, a la postre uno de los Bad Seeds de Cave- proponía un rock de tintes solemnes por cuyas rendijas se colaban diferentes tradiciones musicales, desde el folk anlosajón que les rodeaba en su Perth natal a la Velvet Underground y, por supuesto, la revolución punk y su mutación posterior en sonidos más complejos y sofisticados. En 1981, mientras que en Melbourne The Birthday Party experimentaban los límites del post-punk con un sonido abrasivo, desde Perth The Triffids enseñaban el camino al joven líder de aquellos con su primer disco: Treeless Plain.

Todos ellos desembarcarían en Inglaterra poco tiempo después con una suerte desigual. Aunque The Triffids tuvieron tiempo para crecer y desarrollar su sonido firmando su obra maestra Born Sandy Devotional en 1985 (su segundo disco), en realidad la banda nunca llegó a gozar de la popularidad de sus compañeros de generación. Su salto multinacional en 1989, con The Black Swan, también supuso el paso previo a la definitiva disolución de la banda.

Ahora [PIAS] recoge el testigo de Domino y reedita los cinco LPS de The Triffids con abundane material adicional y el añadido de un recopilatorio titulado Wide Open Road. Ideal para introducirse en el universo de la banda. Absténganse aquellos que en su día ya se hicieron con las reediciones de Domino, idénticas en todos los sentidos.

Leer el resto de el diario

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened