El Reina Sofía recupera el bastidor original del "Guernica"

En 1981, el «Guernica» llegaba a Madrid. El Museo de Arte Moderno de Nueva York, donde, en conformidad con el artista, había permanecido la pintura desde 1940, cumplía así con la voluntad de Picasso, que pidió de manera expresa que su obra se entregara a España cuando el país recuperara la normalidad democrática. Nadie recordó entonces que el bastidor original de este icono del siglo XX había sido sustituido en 1964, durante uno de los procesos de restauración de la pieza, que ya entonces presentaba un preocupante estado de deterioro. En esos años se reforzó el lienzo con una capa de resinas y se añadieron unas bandas nuevas de tela. Estas medidas ayudaban a conservar el cuadro, pero aumentaban considerablemente su peso y, por tanto, se procedió a reemplazar el bastidor original –muy castigado, con la madera debilitada, gastada y astillada por la itinerancia a la que había sido sometida esta emblemática composición, como anunciaba en 1957 un informe redactado por Jean Volkmer, conservador del MoMA–, por el que tiene ahora, que es con el que llegó a nuestro país, y que, como dice a este diario Jorge García Gómez-Tejedor, jefe del departamento de Conservación y Restauración del Museo Reina Sofía, «está más reforzado, cuenta con una oportuna tornillería, tiene más crucetas y es bastante más sólido».

Leer el resto de La Razon

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened