Iberdrola reafirma sus previsiones tras ganar el 3,3% más

Iberdrola reafirma sus previsiones para el conjunto del ejercicio tras registrar un beneficio neto de 869 millones de euros en el primer trimestre de 2016. Y eso, a pesar de que esta cifra supone un 3,3% más que en idéntico periodo de 2015. Estos datos, comunicados hoy a la CNMV, no han terminado de convencer a los accionistas y la acción cae levemente en la sesión (algo menos de medio punto).

El beneficio neto recurrente, por su parte, alcanzó los 837 millones, lo que supone un aumento del 5,1%. Este dato sí está en línea con los objetivos anuales, presentados en febrero. Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se sitúa en 2.008 millones, un 6% menos, afectado por factores atípicos que Iberdrola espera que se compensen a lo largo del año. De hecho, si se excluyen los mencionados impactos, como la reversión de la ecotasa de Extremadura en 2015 y el efecto del tipo de cambio, el Ebitda se mantiene estable (+0,2%).

La compañía resaltó en su comunicación que ha reafirmado sus estimaciones de crecimiento, que pasan por lograr un incremento del resultado neto consolidado en torno a un 5% a final de año. 

Los ingresos, sin embargo, registraron una trayectoria descendente, con un retroceso del 6,8% hasta 8.148 millones.

Los resultados de la compañía están por debajo de estimaciones de casas como Renta 4 y las de consenso, aunque perciben "una mejor evolución de los flujos de caja operativos que permiten seguir mejorando su estructura" financiera. "Esperamos reacción negativa de la cotización por la peor evolución de la cuenta de resultados", aunque "sigue mostrándose como una compañía sólida y con muy buenas perspectivas, con elevada visibilidad y un interesante potencial". 

En el primer trimestre, Iberdrola aumentó sus inversiones en más de un 50% respecto al mismo periodo de 2015, hasta alcanzar los 896 millones. "Más del 70% de esta cantidad se destina a crecimiento", recalcó la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán. El gasto operativo neto, en términos homogéneos (excluyendo los costes derivados de la integración de UIL Holdings Corporation), se mantiene estable (-0,1%).

Divisiones
Por negocios, el de Redes registró un Ebitda de 932,4 millones, lo que supone un retroceso del 3,7%. Destaca el incremento de Estados Unidos, donde el Ebitda alcanza los 226,6 millones de dólares, un 5,8% más, tras la integración de UIL Holdings Corporation con Iberdrola USA (operación que dio lugar a la creación de Avangrid). En España, el Ebitda del negocio de Redes se sitúa en 387,4 millones (-2,9%), mientras que en Reino Unido alcanza 222,9 millones de libras esterlinas (-3,6%) y en Brasil 221,1 millones de reales brasileños (-5%). Por su parte, el negocio de Generación y Clientes se vio afectado por la menor actividad de 'trading' de gas en España. El Ebitda de esta división alcanzó los 640,6 millones, lo que supone un retroceso del 18,1%. En este capítulo destaca la caída del 31,5% en España, hasta 296,1 millones.

El negocio de renovables presenta una positiva evolución en el trimestre, con un aumento del Ebitda del 3,1%, hasta 441,6 millones de euros. En España, la mayor producción (+9,4%) impulsa el Ebitda un 16,8%, hasta 174,3 millones de euros.

La deuda financiera neta de Iberdrola se sitúa en 28.274 millones, frente a los 26.305 millones de marzo de 2015 sin UIL Holdings Corporation (incluyéndola, entonces sería de 28.625 millones). La posición de liquidez de Iberdrola ronda los 8.500 millones de euros al cierre del primer trimestre, importe suficiente para cubrir las necesidades de financiación de los próximos 24 meses.

Leer el resto de Cincodias

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened