El Madrid se espera al verano para fichar

DEPORTES 31-1-2018 Razon 77

El mercado de invierno, que hoy termina, es extraño. A mitad de temporada, los equipos se dan cuenta de sus defectos o miden de otra manera sus ambiciones y se lanzan al mercado con urgencias y muchas veces con movimientos, como poco, sorprendentes. Por ejemplo, el PSG, el club que lideró el mercado de verano, la entidad del ataque de millones de euros, aspirante a todo, rival del Madrid, se ha dado cuenta que lo que necesitaba era un jugador como Lass Diarra, el mediocentro trabajador, que pasó por el Real Madrid, de 32 años y que jugaba en Emiratos Árabes Unidos.

El mercado de invierno es ése en el que el Manchester City se gasta 65 millones en Laporte, el defensa del Athletic, y en un día frenético como fue ayer, se acerca a Mahrez, el futbolista del Leicester, pero su entrenador, Pep Guardiola, asegura cosas como: «Hay equipos que se gastan 300 o 400 millones en dos jugadores, nosotros hemos gastado 300 en seis. Teníamos un equipo en el que siete jugadores acababan contrato, con gente mayor de 30 años, y teníamos que cambiar jugadores», es decir, fichando como un club de los ricos, pero avergonzándose, de palabra, de serlo.

En este mercado de invierno, por ejemplo, ha hecho el barcelona el fichaje más caro de su historia al traer a Coutinho, un centrocampista que, sin embargo, no puede jugar en esta Champions. Pero eso no importa. Y en el mercado de invierno, al fin, no se ha movido el Madrid, quizá el que más turbulencias ha vivido durante el otoño, pero que ha mantenido la calma en enero, pese a que algunos resultados invitaban a lanzarse de caza.

Pero no. Como hizo la temporada pasada, cuando todo le iba de miedo, la entidad blanca ha cerrado la puerta a nuevas llegadas. Tuvo a tiro a Kepa, el portero del Athletic, pero su lesión y las dudas que despertaba en Zidane hicieron que se rechazara su llegada. Ha sido el francés quien más ha insistido para que nada se mueva dentro del vestuario. Ni salidas (Ceballos y Llorente se podían haber marchado) ni llegadas para reforzar la portería o la delantera. Desde el primer momento Zizou consideró que para recuperar la moral del grupo lo que tenía que hacer era mostrar hacia todo el vestuario una confianza extrema. La llegada de refuerzos iba en contra de esa filosofía y como el Madrid, aparte de Kepa, no encontró nada apetecible, no se ha movido.

Se pueden sacar dos conclusiones del inmovilismo blanco: que se confía en la plantilla campeona de Europa para repetir por tercera vez el título continental, una hazaña que sólo han logrado equipos míticos, y, principalmente, la segunda conclusión es que se prepare el mercado de verano porque va a haber una tormenta blanca de millones con los que cazar de verdad a los grandes jugadores.

En invierno hay muchas circunstancias que complican los fichajes: casi todos los buenos tienen contratos y están jugando con sus equipos, los que han disputado Champions no pueden hacerlo con otro equipo y, además, se ficha con una urgencia o necesidad que puede hacer que se equivoque el tiro. El Liverpool, por ejemplo, se ha gastado 80 millones en el defensa Van Dijk, ya el central más caro de la historia.

Ese fichaje, unido a los del City, el United o el Tottenham, que ayer se hizo con Lucas Moura, o el Arsenal que fichó a Aubameyang, han hecho que la Premier vuelva a ser la competición que más dinero gasta en este mercado, como ya lo fue en verano, como ya lo fue, también, en el invierno pasado. El dinero corre por sus clubes y con los octavos de la Champions a las puertas, necesitan ser más competitivos para acabar con el reinado del fútbol español. En LaLiga se ha fichado menos que en Inglaterra, pero mucho más que el invierno pasado, cuando sólo se gastaron 26 millones de euros. Ésta ha superado los 255. Y sin que el Madrid se mueva.

Leer el resto de Razon

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened