Delia Fiallo, la fabricante de lágrimas

CULTURA 13-1-2018 Elpais 56

Café negro. Cigarrillos. La puerta cerrada. Jornada a jornada, Delia Fiallo esperaba a que su familia numerosa se fuera a acostar para atrincherarse en su estudio "y exprimir mi cabecita hasta el amanecer". En las calurosas noches de Miami, su máquina de escribir Underwood repiqueteaba. "Cada día 35 cuartillas", dice Fiallo (La Habana, 1924). "Yo no podía bloquearme ni detenerme. No me podía enfermar. Escribí hasta con sarampión. Con la máquina al borde de la cama".

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened