De bruces con la realidad

CULTURA 13-1-2018 Elpais 66

El franquismo puede despacharse con un par de lugares comunes sobre la grisura burocrática de sus élites y la brutalidad con que las fuerzas represivas actuaron contra sus adversarios. Pero durante la dictadura existieron también iniciativas que se resisten a una definición simple. Por ejemplo, el Servicio Universitario de Trabajo (SUT). Lo puso en marcha José María de Llanos, un sacerdote que era además falangista convencido, y al que no le agradaba que el régimen estuviera perdiendo, ya a principios de los años cincuenta, sus auténticos principios. Era necesario un revulsivo que recuperara el anhelo de José Antonio de construir el hombre nuevo.

Seguir leyendo.

Leer el resto de Elpais

Comentarios

Loading...
Por favor, Inserte su nombre Por favor, Introduzca su E-Mail Por favor escriba sus comentarios Error Happened